Las culturas Selk’nam, Yámana y Kawéskar, fueron borrada violentamente por la colonización europea. Hasta una libra inglesa ofrecían los colonos por la cabeza de cada indígena asesinado. Sus cráneos fueron enviados sistemáticamente al Museo de Antropología de Londres, de forma brutal y despiadada. En ese marco, las investigaciones y denuncias del antropólogo alemán, Martín Gusinde, constituyeron un aporte clave para la memoria de los pueblos exterminados. En sus escritos podemos acceder a un mundo cuya desaparición, es la muestra de lo más oscuro de la modernidad.
Fueguinos es el resultado de la profunda investigación que el antropólogo realizó entre 1918 y 1924. Estas crónicas están marcadas por el silencio apabullante y los paisajes laberínticos de la Patagonia. “Ninguna fiera se ha comportado de tan manera cruel como lo han hecho los blancos contra los indígenas indefensos”, dice Gusinde. Así, en estas páginas podemos desentrañar uno de los genocidios más cruentos que recuerde la humanidad, esclarecer la forma de vida de las culturas más australes que hayan pisado la Tierra.

Colección
Umbrales de memoria

ISBN
978-956-9974-76-2

Año de publicación
2020

262 Páginas

Martín Gusinde (Breslau, 1886 – Mödling, 1969). Sacerdote y antropólogo alemán. Dedicó gran parte de su vida a estudiar la cultura y tradición de los pueblos originarios en distintas latitudes del mundo. Entre sus aportes más significativos, destacan sus estudios sobre los primeros habitantes de la Patagonia. En sus escritos denuncia el genocidio de los Selk’nam, Yámanas y Kawéskar, por parte de estancieros y colonizadores. La irrevocable desaparición de las culturas más australes del planeta, lo movilizó a convivir con ellos y guardar registro de su forma de vida, espiritualidad y cultura, antes de su desaparición definitiva. En 1912 arribó en Santiago y trabajó en el Museo de Etnología y Antropología de Chile, el cual funcionó hasta 1929. Durante su estadía, desarrolló importantes colecciones de piezas y objetos de Isla de Pascua y viajó a la Araucanía, cuya experiencia dio origen al estudio: Medicina e higiene de los antiguos araucanos (1916). A partir de 1918, realizó cuatro significativas exploraciones a Tierra del Fuego, donde vivió por largas temporadas. Fueguinos, publicado por primera vez en 1951, recopila sus crónicas y estudios en el territorio más austral del mundo. Sus aportes bibliográficos y fotográficos, fueron fundamentales para el estudio y conocimiento de los pueblos sangrientamente aniquilados de la Patagonia.